Porque nos irritamos al afeitarnos?


La irritacion de la piel, por la causa que sea, es una sensación muy incómoda, que puede durar unas horas o prolongarse durante varios días. Cuando te afeitas estás sometiendo a tu piel a un roce constante y a veces prolongado con la cuchilla de afeitar. Este roce provoca en ocasiones la irritación. Independientemente del tipo de piel que tengas y del equipo que utilices para afeitarte, existen algunas prácticas que debes evitar:
- Afeitarse en seco:
Para preparar la piel para el afeitado necesitas agua, y a ser posible caliente, para que abra los poros. Si te afeitas en seco puedes provocarte no sólo irritación, sino incluso cortes.

- Afeitarse con agua fría:
Siempre que sea posible utiliza agua caliente. A una temperatura que no te queme la cara, pero que esté bien caliente. El agua caliente abre los poros y prepara la piel para el afeitado.

- Afeitarse con una cuchilla demasiado gastada:
La cuchilla que utilices para afeitarte debe estar lo más afilada posible. Cuanto más uso tenga más desgastada está. Si cuando empiezas a afeitarte notas que no corta bien, ¡deja de usarla!

- Afeitarse con una cuchilla oxidada:
A veces las maquinillas, sobretodo las baratas, pueden oxidarse por la falta de uso, o por el contacto continuo con el agua. Aunque la cuchilla sea nueva, tírala. No sólo te puedes cortar, sino que puedes contraer el tétanos.

- Afeitarse aplicando demasiada presión:
A veces todos tendemos a aplicar demasiada presión cuando nos afeitamos, quizá porque nos descuidamos. Si el problema es que la cuchilla no corta bien, es mejor tirarla y usar una nueva que apretar demasiado. Si aplicas demasiada presión y te cortas, el corte será más profundo.

- Afeitarse demasiado rápido:
El afeitado debería ser una experiencia relajante y placentera. Intenta dedicarle al menos 15 o 20 minutos. Cuanto más deprisa te afeites, más probabilidades tendrás de irritación o cortes.

- Afeitarse a contrapelo:
En realidad hay mucha gente que se afeita a contrapelo (yo mismo, por ejemplo) y no sufre irritación de la piel. El problema es que para hacerlo bien requiere práctica y mucho cuidado. Si se te irrita la piel, quizá no debas afeitarte a contrapelo.

- Afeitarse dando demasiadas pasadas:
Cuando con una pasada de la cuchilla no conseguimos el apurado deseado, tendemos a dar varias pasadas por la misma zona de la cara, cuando en esa zona ya no queda espuma o crema. Esto es una causa importarte de irritación.

- Usar un aftershave con alcohol:
¿Te pones alcohol en una herida cuando te cortas? ¿a que no? Pues lo mismo pasa después del afeitado. Uses la loción o bálsamo que uses, que no lleve alcohol.

- Afeitarse con un equipo inadecuado para tus necesidades:
Toda la práctica que tengas y todo el interés que le pongas quizá no sea suficiente si el equipo que tienes no es el adecuado para tí. Experimenta con distintas maquinillas, cuchillas, cremas, aftershaves, etc. hasta que encuentres lo que mejor se adapta a tus necesidades.a

Publicar un comentario

 
Moda para ellos - Revista de moda masculina © 2015 - Designed by Templateism.com | Distributed By Blogger Templates