El DW8014 de DeWitt, un reloj espectacular

DeWitt Twenty-8-Eight Tourbillon



Con el Twenty-8-Eight Tourbillon, lanzado en 2010, DeWitt dio un gran paso adelante: el calibre DW8028 de este reloj fue el primer movimientoTourbillon realizado internamente en su totalidad. Se trata de un hito en la historia de la marca que demuestra, una vez más, su nivel de conocimientos y autonomía. Este año, DeWitt lanza su segundo movimiento 100% manufacturado: el DW8014.

Se trata de un espectacular Tourbillon automático con una masa oscilante periférica, un segundero muerto y un sistema patentado de cuerda automática secuencial (Automatic Sequential Winding, A.S.W.).

El calibre DW8028 de DeWitt es un movimiento manual equipado con un mecanismo Tourbillon sólido y fiable. Su construcción es bastante clásica y parte de parámetros técnicos tradicionales y contrastados: 18.000 alt./h, reserva de marcha de 72 horas. Este movimiento está equipado con una armadura de escape suiza con un volante de inercia variable y una espiral con una curva de Breguet secuenciada a 2,5 Hz.

El volante, la rueda de escape y la armadura están hechos de oro amarillo de 18 quilates.

El Twenty-8-Eight Automatic cumple las exigentes normas de acabado de la Manufactura DeWitt. El acabado, totalmente manual y de una calidad poco frecuente, puede observarse a través del fondo de cristal de zafiro. El cubo y los puentes de la jaula están meticulosamente perfilados, pulidos y satinados, además de decorados con Côtes de Genève. Asimismo, en la corona y en la hebilla de oro figuran dos “W” en miniatura.

Una pequeña placa con la firma del maestro relojero situada en el puente del cubo constituye una demostración adicional del orgullo y el esmero que se han puesto en cada reloj. Así pues, se establece una relación directa entre el cliente y el relojero a través de la obra de arte de este último. De hecho, una de las particularidades de DeWitt, básica para la calidad final del producto, es que cada reloj es ensamblado, ajustado y comprobado por el mismo maestro relojero, que se ocupa de todo el proceso.

El tema básico de la esfera del Twenty-8-Eight Tourbillon es la dualidad. Las columnas de la parte superior conforman una construcción Art Deco imponente y muy masculina con un toque futurista, además de remitir a la imagen de la parte frontal de un motor de vapor de los años 30. La parte inferior de la esfera se abre en un círculo grande y bello que simboliza la plenitud, la naturaleza infinita de la energía y…el poder femenino.

Aunque la apertura es grande, la entrada al corazón del movimiento está protegida por una rejilla semitransparente que despierta aún mayor curiosidad por saber lo que ocurre dentro.

La decoración representada en la esfera es un gran rayo de sol que llega hasta los lados. Se encuentra dividida en dos zonas de color distintas, y los números romanos y arábigos se encuentran situados en un aplique circular de rodio o paladio que abarca toda la esfera.

Para conseguir un equilibrio perfecto, y porque el tema del Twenty-8-Eight Tourbillon es la dualidad, en el centro de la esfera sólo hay dos agujas (de horas y minutos) con forma de espada. Por último, se han colocado dos apliques infantiles con anillos brillantes a las 3 y a las 9 horas.

Publicar un comentario

 
Moda para ellos - Revista de moda masculina © 2015 - Designed by Templateism.com | Distributed By Blogger Templates