Consejos de depilación masculina

Depilación por láser, con cuchilla, con bandas de cera o untándote crema, ¿sabes ya qué método de depilación usar?

Dicen que el hombre, cuanto más oso, más hermoso. Si a pesar de la sabiduría popular has decidido quitarte todo el vello que te sobra, te damos una serie de consejos para que tu objetivo no termine en pesadilla.


Antes de empezar a depilarte tienes que tener las ideas muy claras no solo de las partes en las que vas a hacer desaparecer el vello, sino también del método que vas a emplear o si quieres que el resultado se prolongue más o menos en el tiempo.

Si es tu primera vez, empieza por alguna parte del cuerpo que no se vea mucho, más que nada por si ves que la cosa duele -¿o qué te creías?- y decides echarte para atrás y dejar las cosas como estaban. Una vez que ya has comprobado si duele o no o que vas dominando la crema, maquinilla o cuchilla, entonces puedes pasar a zonas más visibles.

Si decides ponerte en manos de un experto hay tres muy importantes: el precio de la sesión, la fiabilidad del sitio y si te pilla cerca de casa o del trabajo. No renuncies a ninguna de las tres, da igual que haya un sitio muy barato pero bastante cutre cerca de casa o al revés.

No todos los métodos son igual de efectivos ni frenan de la misma manera la salida del pelo. Por ejemplo si empleas cualquier tipo de crema depilatoria verás que el pelo empieza a crecer en torno a las dos semanas mientras que con la cera puedes detener el proceso algo más de tiempo, en torno a las 3 o 4 semanas.

También el tipo de piel influye a la hora de elegir método. Si tienes la piel muy sensible, huye de las cuchillas y ten cuidado con las cremas. Si tienes el pelo muy rubio o la piel muy morena o bronceada, la depilación láser pierde efectividad.

Las cremas que se venden en el mercado son bastante efectivas, rápidas, fáciles de usar y no te irritan la piel, o al menos en la mayoría de los casos. Sin embargo hay inconvenientes como que el pelo tardará poco en volver a crecer, que algunas cremas dejan un olor no muy agradable o que pueden provocarte alguna reacción en la piel.

Si eres todo un hombre y aguantas el dolor perfectamente, entonces tu método ideal es la cera, ideal para zonas difíciles como axilas o ingles. Para aprovechar al máximo cada banda de cera, caliéntala bien frotándola entre las palmas, pégala en la parte del cuerpo que hayas elegido, pégala bien, deja pasar unos minutos y... tira fuerte.

Duele, ¿eh? Ahora seguro que comprendes a las mujeres. Nada más quitar la banda de la piel sitúa la otra mano encima para mitigar algo el dolor. Una vez que hayas terminado de depilarte, lo mejor es que te duches para aliviar la piel y quitarte los restos de cera restantes. Y no te olvides de ponerte una buena crema hidratante.

Publicar un comentario

 
Moda para ellos - Revista de moda masculina © 2015 - Designed by Templateism.com | Distributed By Blogger Templates