Lo que nunca puede faltar en tu armario (I Parte)

Para acompañar al traje, necesitarás en tu armario unos zapatos clásicos. Ya sean de cordones, de hebilla o cerrados, se trata de unos zapatos que destaquen por su elegancia y sencillez. En cuanto al color, los negros y marrones nunca fallan. Apuesta por estos.



La camisa Blanca: Versátil, sencilla, fácilmente combinable y muy útil en cualquier ocasión. Para el traje, para unos vaqueros, para los pantalones de pinzas... con la manga abrochada, doblada o incluso remangada. Dependiendo del estilo de cita que tengas, podrás jugar muy bien con ella. Es imprescindible que tengas al menos una.
Pantalones con pliegue: Con unos basta. Ya sean de tonos clásicos estilo caqui o más arriesgados como los de cuadros, para situaciones que no sean extremadamente serias pero que no acepten un vaquero como prenda. Dependerá de cómo lo combines que te hará parecer más serio o casual. Desde camisas, pasando por polos o por camisetas y jerseys, son de lo más socorridos.
Camisas Variadas: No hace falta que tengas cinco o seis, con un par de ellas basta. De cuadros discretos, de rayas atrevidas o lisas. Da igual. Se trata de que, al margen de la blanca, tengas en tu armario un par de colores más que puedan combinar bien con la ropa que tienes. Para salir una noche con vaqueros valdrían, pero para combinar con los pantalones de pinzas, también. Dependiendo de la corbata que le pusieras, también podría solucionarte el traje.
Camisetas de algodón, lisas o con dibujos, de distintos colores y con la manga larga o corta dependiendo de la estación. Son lo más cómodo para unos vaqueros y para debajo de los jerseys o de una americana. Trata de que los colores combinen bien con lo que llevarás encima porque te van a ser de lo más útiles.

Publicar un comentario

 
Moda para ellos - Revista de moda masculina © 2015 - Designed by Templateism.com | Distributed By Blogger Templates