Relojes Longines Twenty-Four Hours

En los años 1950, Longines abastecía de relojes a la compañía aérea nacional suiza Swissair. Estas piezas, especialmente desarrolladas tomando como base los relojes para aviadores de la marca, tenían la particularidad de efectuar una vuelta de esfera en 24 horas. Esta característica técnica respondía a las necesidades del personal de navegación encargado en aquel tiempo de determinar la posición del avión y de establecer el plan de vuelo. Hoy, Longines reedita este reloj, tanto por el papel histórico y funcional que desempeñó como por la fuerza estética que ha conservado. Ha sido bautizado Longines Twenty-Four Hours.



En 2009, Harry Hofmann, navegante retirado de la antigua compañía aérea Swissair, visitó el museo Longines. Aprovechó la ocasión para presentar a la marca un reloj Longines que llevaba cuando volaba para la compañía aérea. Este reloj, que posee la particularidad de realizar una vuelta de esfera en 24 horas, forma parte de una serie producida por Longines durante los años 1950 para equipar al personal navegante de Swissair.

En el campo de la aviación de la mitad del siglo XX, el navegante tenía, entre otras, la responsabilidad de determinar la posición del avión y de establecer el plan de vuelo. Desde este punto de vista, un reloj fiable constituía un equipo ineludible. Sin embargo, el hecho de atravesar varios husos horarios en ambos sentidos o el hecho de ser privado de la vista del sol, como punto de referencia, exigía equipamientos que permitiesen situarse de inmediato en el día. Los relojes que efectúan una vuelta de esfera en 24 horas responden a esta exigencia específica de los navegantes.

El reloj llevado en vuelo por Harry Hofmann, navegante Swissair en los aviones de líneas DC-4, DC-6, DC-7, DC-8 y Coronado hasta 1974, ha sido especialmente fabricado por Longines para la compañía aérea a principios de los años 1950 y lleva el número de serie 8237331. Está equipado con el calibre Longines 37.9N con segundero central, puesto a punto en los años 1940 y utilizado en los relojes Longines destinados a los pilotos. La marca Swissair está grabada en el fondo de la caja de acero. Los archivos de Longines dan a conocer que forma parte de una serie de 70 piezas fabricadas entre 1953 y 1956, destinadas exclusivamente a la compañía de aviación suiza. Esta pieza está técnicamente emparentada con el reloj para aviadores The Longines Weems Second-Setting Watch, puesto a punto en 1927, o el reloj Lindbergh Hour Angle Watch, producido por Longines desde el año 1932. La marca relojera ha elegido este reloj tanto por el papel histórico y funcional que desempeñó, como por la fuerza estética que ha conservado. Ha sido bautizado Longines Twenty-Four Hours.

El reloj Longines Twenty-Four Hours viene equipado con el calibre L704.2 de carga automática, que permite una revolución de esfera en 24 horas. Su caja de acero inoxidable de 47,50 mm aloja una esfera de color negro mate con 24 números árabes con recubrimiento Super-LumiNova, mientras una minutería de tipo “ferrocarril” facilita la lectura de los minutos. Indicando las horas mediante agujas con recubrimiento Super-LumiNova, está dotado de un segundero central que facilita la legibilidad, a semejanza de la pieza original. Cuenta con una ventanilla de fecha a las 3 horas. Este reloj dispone de un fondo transparente de cristal de zafiro, protegido por una tapa, que desvela los latidos de su movimiento. El interior de su tapa está grabado con la mención “re-edition of a Longines navigation watch exclusively made for Swissair navigators, 1953-1956” y numerado. El reloj Twenty-Four Hours viene equipado con un brazalete de piel de aligátor de color negro y es hermético hasta 3 bar (30 metros).

Publicar un comentario

 
Moda para ellos - Revista de moda masculina © 2015 - Designed by Templateism.com | Distributed By Blogger Templates