Probablemente no sea el peor crimen en el mundo de la moda, pero llevar un traje de lino mal es más fácil que llevarlo bien, así que es mejor evitarlos por completo. El lino es por definición arrugado, así que es más fácil que parezca que has dormido con él la noche anterior antes que dar la impresión de haberlo sacado de tu armario esa mañana. Los trajes de lino son normalmente de color blanco o marrón claro, muy adecuado si estás tomando un cóctel en Singapur, pero menos apropiado si estás esperando un autobús bajo la lluvia. En lugar de eso, escoge un traje en lana fina con un alto porcentaje de lino para que sea menos caluroso.