Lo que no debemos hacer en verano (II Parte)

Las mujeres que dudan de lo difícil que es ser hombre deberían probar a llevar traje y corbata durante el verano. Las camisas de manga corta son una opción obvia para los meses de calor, pero por desgracia no pegan nada con una corbata. A no ser, claro que trabajes como azafato de vuelo y te encuentres indicando las salidas de emergencia y la posición de la máscara de oxígeno. Lleva las estas camisas sin corbata o simplemente remángate y ponte a trabajar.



Nadie dice que el bronceado de Berlusconi no sea natural, pero no todos estamos bendecidos con un tono de piel saludable. A pocas personas les gusta llegar a la playa con ese tono de piel anémico, pero hay cosas peores. Acepta tu color de piel natural. Si insistes en un poco de moreno artificial, presta atención para evitar estos errores, como las ronchas oscuras en tus rodillas o las sospechosamente 'bronceadas' palmas de tus manos. Un poco de loción hidratante con un toque de autobronceador, como las que tiene Nivea o L'Oreal Men Expert, será suficiente y más seguro para tu rostro. Mientras tanto, escoge un buen protector solar y sal a disfrutar del verano.



A nadie mayor de siete años le puede quedar bien una gorra de béisbol del revés, a no ser que estén jugando a dicho deporte. El resto de nosotros pareceremos unos desaliñados de mediana edad, sea esa la intención o no. Los gorros tienen un propósito: proteger los ojos del sol y la cabeza del calor. Así que si estás de vacaciones escoge una gorra elegante y de buena calidad. Mejor aún, opta con un sombrero con un poco de visera, te protegerá del sol.



Seamos sinceros. Las prendas de publicidad no son precisamente' guays'. Ese boli que cogíste del útimo hotel vale, y esa sombrilla que te regaló tu aseguradora y que te protege de la lluvia, tiene un pase. Pero cualquier otra cosa que lleve el nombre de una empresa (las firmas de moda excluídas) es probablemente un error. De acuerdo, tú sabes que eres subdirector de estrategia regional en tu empresa y que tienes 49 personas a tu cargo, pero a nadie más el importa. Llevar una camiseta publicitaria en la playa no impresionará a tu jefe, sólo hará que tus compañeos de vacaciones pongan los ojos en blanco. También te hará parecer lo suficientemente tacaño como para no gastarte 10 euros en una camiseta propia. En lugar de esa con el logo corporativo, elige una camiseta lisa o con un estampado discreto y no vuelvas a pensar en la oficina hasta que regreses.


Publicar un comentario

 
Moda para ellos - Revista de moda masculina © 2015 - Designed by Templateism.com | Distributed By Blogger Templates