Lo que no debes hacer al vestirte para una entrevista de trabajo


La forma de vestirse para asistir a una entrevista de trabajo puede ser el factor que te haga conseguir ese empleo o que te lleve a perderlo. Muchas veces, es cierto, no suma ni resta. ¿Es bueno eso? Depende... Algunos de los candidatos que aspiran a ese mismo puesto irán vestidos no para impresionar sino simplemente para cumplir. A mi me gusta pensar que hay que apostar en grande, sin miedo a equivocarse. El look que elijas ese día podría hacerte destacar del resto y llevarte al éxito.

Pero lo cierto es que no todos son especialistas en moda (ni mucho menos). El común de los hombres tienen unos pocos conceptos generales sobre la moda y unos tips sobre lo que a ellos en particular les sienta bien. Eso lleva a que apostar por un estilo impactante para destacarse, sea un riesgo demasiado alto.



Para que esto no te pase, apunta esta lista de los 10 errores que no debes cometer a la hora de vestirte para asistir a una entrevista de trabajo:

1. La desprolijidad. En primer lugar, más allá de lo que hayas elegido ponerte, asegúrate de que esté limpio y planchado. El mejor de los looks puede ser un desastre si las prendas no están en perfectas condiciones. Nada es más sugestivo para un entrevistador que la higiene personal. Eso incluye no sólo la ropa, sino el pelo, las uñas, el afeitado...

2. Un look que impacte no significa que sea llamativo. Tu forma de vestir debe complementar lo que dices y darle fuerza a tu currículum, pero no debe distraer al que te entrevista. De la misma forma, no te bañes en perfume ni uses demasiados accesorios, quizás sí un buen reloj o unas gafas con personalidad.

3. Sentirse incómodo adentro de la ropa. Es muy sencillo darse cuenta si la ropa que una persona está usando corresponde a su forma de ser o no. Si no estás habituado a vestir trajes con corbata, procura usarlo 2 ó 3 días antes de la entrevista para sentirte cómodo y moverte con soltura. No llegues a la reunión sintiendo que estás dentro de una armadura medieval.

4. No cuidar ciertos detalles. Hay una máxima que suele ser muy útil: no te vistas a tu manera, vístete para el cargo que aspiras. Por la vestimenta de un hombre se sabe qué profesión tiene y su jerarquía en la empresa (operativo, mando medio, directivo). Por ejemplo, un código de autoridad en la vestimenta masculina es el uso de “mancuernillas” o “gemelos” que pueden no ser necesariamente caros, lo importante es que transmiten poder y autoridad.

5. No conocer el código de vestuario de la compañía. Cada empresa tiene una cultura, una idiosincrasia particular. Averígualo y vístete acorde. Si es una empresa vanguardista e informal, te vestirás de una manera; si es conservador, optarás por lo formal. Un dato importante: de acuerdo a Society for Human Resource Management, un 95% de los reclutadores estiman que un candidato con ropa demasiado informal tiene un punto en su contra.

6. Pasarse de la raya con las excentricidades. Un artículo de Careerbuilder.com, que describe los mayores errores de vestimenta en una entrevista laboral, cuenta de un postulante famoso que aspiraba a una posición en la Universidad de Chicago. Se presentó usando una corbata escocesa como cinturón y un sombrero de algodón estampado. Por supuesto, no lo volvieron a llamar. El sitio propone, a partir de este ejemplo, que la ropa adecuada para cualquier situación es una camisa con botones en el cuello, corbata, pantalones de vestir y un saco hecho a medida.

7. Mezclar estilos. Un traje de corte clásico de color gris o azul oscuro no debería nunca ser combinado con una camisa con estampados o de color. De igual manera, si optas por un estilo formal no debes acudir con un look de cabello despeinado o con una barba de 3 días. La coherencia es clave.

8. No conocer tu tipo de cuerpo. Dime cómo es tu cuerpo y te diré que vestir. ¿Qué significa eso? Reconocer la forma del cuerpo es crucial para poder proyectar una imagen adecuada. De esa manera podrás elegir qué tipo de ropa te favorece. Ejemplo: un traje de dos botones lucirá mejor en un hombre delgado y de talle corto, mientras que uno de tres será mejor para alguien de baja estatura. Una camisa de vestir de cuello italiano le va mejor a una persona de cara alargada, mientras que la corbata de rayas diagonales ayuda a ensanchar el torso de un hombre delgado. Un nudo angosto de corbata lucirá mejor en alguien de cara redonda.

9. Hacer mal uso del color. Siempre es mejor recurrir a los básicos: grises, azules oscuros, de línea ejecutiva y similares. Para darle un poco de frescura, se puede huir de la clásica camisa blanca y sustituirla por una rosa, gris claro o incluso existen algunas camisetas que, sin perder elegancia, sí consiguen proporcionar un look muy moderno y fresco. Pero antes de optar por el color, asesórate con ese amigo metrosexual que siempre está espléndido.

10. Usar la talla incorrecta. Puede parecer algo obvio, pero no lo es. Todos tenemos ropa que fuimos adquiriendo durante los últimos años. En ese tiempo nuestro cuerpo cambió seguramente, ganando o perdiendo algunas libras. Por eso, asegúrate que la ropa no se te ciña al cuerpo (y la camisa no se abra entre botones al sentarte), que el saco no te quede demasiado grande y ancho en los hombros, que los zapatos, además de estar bien lustrados, no te aprieten: modificarán tu comodidad y la manera en que te mueves. Un pantalón que te queda ajustado no sólo estropeará tu apariencia sino que te distraerá durante toda la entrevista.

Un estudio de la Universidad de Chicago ha determinado que los selectores suelen toman su decisión acerca de la idoneidad de un candidato dentro del primer minuto de la entrevista. Teniendo en cuenta ese dato, la vestimenta adquiere mucha más importancia. No la descuides.

Si aciertas con tu look y consigues que te llamen para una segunda entrevista, ten en cuenta este consejo: no modifiques la estrategia y apuesta por lo seguro. Simplemente cambia la combinación de corbata y camisa para que parezca que estas usando una vestimenta diferente, aunque lleves el mismo traje.

Publicar un comentario

 
Moda para ellos - Revista de moda masculina © 2015 - Designed by Templateism.com | Distributed By Blogger Templates